Review libro: Alan Weisman – LA CUENTA ATRÁS

Alan Weisman ha escrito otro formidable libro tras su laureado bestseller “Un mundo sin nosotros”; aquella obra que imaginaba un planeta recuperándose de su peor amenaza: los seres humanos. Siguiendo esta linea de periodismo ambiental, Weisman realizó una formidable investigación viajando por el mundo en dos años para visitar los países que han tenido y tienen que sobrellevar la drástica huella de la superpoblación.

Todas las mayores urgencias a las que se enfrenta actualmente la humanidad, el Cambio Climático, los refugiados, los conflictos religiosos y enfrentamientos bélicos que acaparan la prensa mundial, además de la menos propagandeada pobreza de la que no salen los países subdesarrollados, tienen un disparador común entre sus particularidades: somos demasiados. “Cada cuatro días y medio, añadimos un millón de personas al planeta”, señala Weisman. La capacidad de carga de nuestro abarrotado planeta hace rato que se ha ido a la bosta, y de los más de 7.000 millones que somos actualmente, las predicciones anuncian que con tal nivel de crecimiento estaríamos llegando a finales de siglo a una población mundial de 15.800 millones de personas.

Weisman recoge la linea de investigación del pionero y discutido Malthus, el primero en alertar la relación directa allá por 1798 entre el aumento de la población que crece expo- nencialmente, y la producción de alimentos que crece aritmé- ticamente, teoría reelaborada en 1968 por el célebre investigador y autor Paul R. Ehrlich a quien el autor entrevista en el libro, y quien titulara elocuentemente su recordada obra como “The Population Bomb”, traducida como “La Explosión Demográfica”.

La Cuenta Atrás es un fascinante viaje por el mundo, periplo que comienza en Jerusalén para dar cuenta del conflicto israelí-palestino con la batalla de ambos por crecer en población para enfrentar al enemigo, en medio del hacinamiento, la pobreza y contaminación ambiental. Es notable el capítulo dedicado a China, con el diálogo entre

Gretchen Daily, investigadora discípula de Ehrlich, y uno de los ideólogos de la controversial política del hijo único que mantuvieron en su país a lo largo de una generación para estabilizar su población y volver a ser una potencia mundial. El capítulo de Tailandia demuestra, a la inversa de China, como lograron reducir considerablemente su tasa de natalidad con las medidas de Planificación Familiar promovidas por ese genio jocoso y juguetón de la economía que ha revolucionado la educación de su país, Mechai Viravaidya. El caso de Irán es ejemplar con la transición de una de las tasas de crecimiento poblacional más grandes que se haya visto; promedio de 9 hijos por mujer, a una tasa de sustitución de 1,7 que les permitió a miles de mujeres de su país tener acceso a estudios universitarios y trabajos para salir de la condición de pobreza.

Alan Weisman ha escrito sin duda un libro necesario, entre escalofriante y revelador del punto crítico que nos encontramos como humanidad. Los casos de éxito mencionados con los avances económicos, sociales y ambientales alcanzados, confirman la teoría de que no es necesario caer en medidas coercitivas como las de China que entren en conflicto con las libertades personales, es una cuestión de voluntad política, planificación y educación. Y por si queda alguna duda, Weisman se encarga de aclararla:

“O nos las arreglaremos con gracia y hacemos descender la población a través de la planificación familiar responsable, o la naturaleza lo va a hacer por nosotros, brutalmente.”

Fuente: El Cultural